¿QUE PASARÍA SI DEJASE DE PAGAR MIS DEUDAS?

 

Si se ha planteado esta pregunta, no está solo, muchas personas que se encuentran en apuros económicos se la están planteando. Pero antes de tomar la decisión de suspender sus pagos, tenga en cuenta las consecuencias......

 

A continuación intentamos reconstruir lo que típicamente podría ocurrir a lo largo del tiempo con una deuda que se ha dejado de pagar. Esto es una generalización, pues cada deuda  evolucionará de manera distinta dependiendo de los métodos de cobro de cada acreedor, del importe y de la solvencia del deudor.

 

DURANTE LOS PRIMEROS 60 DÍAS DE RETRASO EN EL PAGO:

 

• Posiblemente usted recibirá una llamada de su acreedor  como recordatorio de pago.

• Le aplicarán gastos e intereses en virtud de la  ley de lucha contra la morosidad en operaciones comerciales, u otros que hayan sido pactados previamente.

• Los datos del impago podrían aparecer en un fichero de morosos, bajando de esta manera su credibilidad y confianza frente a una entidad  de crédito u otros acreedores.

• Empezarán a preparar su expediente, para una gestión de cobro externa.

 

DESPUÉS DE 90 DÍAS DE  RETRASO:

 

• Continuarán aplicándole intereses por la demora en el pago.

• Una empresa de gestión de cobro se pondrá en contacto con Ud. para buscar una solución de pago, el contacto se producirá cada vez con mayor frecuencia.

• Si se trata de una deuda por la compra de un automóvil, a partir de este punto es posible que pase su expediente a situación judicial para hacer valer la reserva de dominio y posteriormente emitir una orden de recuperación y precinto del mismo, lo que quiere decir que usted perderá su automóvil, ¡y de todas maneras seguirá teniendo una deuda! , aún deberá pagar la diferencia entre el valor  de subasta y el valor que usted debía en el momento de la recuperación, más los gastos judiciales e intereses.

 

 120 DÍAS DE RETRASO: PUNTO CRÍTICO

 

• En este punto, la mayor parte de las instituciones financieras y acreedores lo considerarán oficialmente moroso, procediendo a facilitar los datos de su impago  a los principales ficheros de morosidad.

• La gestión de cobro se volverá más intensa y agresiva.

• La deuda seguirá  aumentando, porque se continúan aplicando cargos de gestión  y se acumulan además los intereses.

• Se intentará llegar a un acuerdo con Ud  y  probablemente le ofrecerán opciones de  pago aplazado  y acuerdos para saldar la deuda. Si no le ofrecen estas opciones, usted puede solicitarlas, evitando así el paso de su reclamación a una fase contenciosa. 

Si su nombre aparece en un registro de morosos, la denegación de préstamos e hipotecas es una consecuencia inmediata. Las entidades financieras y empresas mercantiles, le negarán cualquier financiación por no considerarle solvente.

 

 150 DÍAS DE RETRASO:

 

Puede que su acreedor desista de sus intentos de cobrar y venda la deuda (los derechos a cobrarla) a una empresa de cobros o a un fondo de inversión de los denominados “Buitre”. Algunas agencias de cobros son increíblemente agresivas para cobrar, así que tenga en cuenta esta situación  antes de dar pié a su intervención.

 

 180 DÍAS DE RETRASO:

 

• Si la deuda fue vendida a una empresa de cobros, ésta a su vez,  puede venderla también a una nueva empresa  

• Tenga en cuenta, que una deuda puede ser vendida a empresas de otros países o que tengan representación donde resida actualmente el deudor. Por lo que en los casos de cambio de residencia y/o país, el problema puede acompañarle allá donde vaya.

• Al no pagar, usted ha incumplido  un contrato legal y la empresa de cobros o el acreedor en cuestión, puede  llevarlo al Juzgado.  Si Ud. pierde el juicio, las consecuencias típicas  son:

 

o - La retención de un porcentaje de su salario.

o - El embargo de su/s cuenta/s bancaria/s.

o - Un embargo sobre su casa.

o - Daño significativo a su historial de crédito.

o - Embargo de su vehículo

o - El embargo de otros bienes, enseres o activos económicos, como herencias, acciones,...

o - Daño a su imagen, cuando la comisión judicial y depositarios del Juzgado, retiren sus bienes y su entorno sea testigo de ello.

 

DURACIÓN EN EL TIEMPO:

 

En el caso de las deudas reclamadas a través del Juzgado y  que no hayan sido pagadas,  si  la ejecución ha sido iniciada, la deuda estará viva ”DE POR VIDA” ,no produciéndose su caducidad nunca, persistiendo el derecho del acreedor durante el transcurso de los años a solicitar nuevos embargos cuando lo considere oportuno, con el fin de ver saldada su deuda.

 

Comentar, que somos conocedores de primera mano, de una deuda que inicialmente era de  82.000 € y con la aplicación de intereses, gastos y costas judiciales, se convirtió 14 años más tarde en 179.000 € y una herencia perdida y no disfrutada.

 

LA MOROSIDAD DAÑA SU IMAGEN 

 

Como puede ver, al no pagar una deuda no solamente se daña su acceso al crédito, si no que se provocan otros dolores de cabeza que lo pueden perseguir por mucho tiempo. Tener  historial  de morosidad,  afectará negativamente a sus posibilidades de:

 

Obtener empleo. (algunas  empresas investigan a sus empleados y su situación financiera)

Alquilar una vivienda.

Darse de alta con un operador de telefonía móvil.

Comprar un automóvil o una casa.

Obtener un crédito al consumo para la compra de TV, frigorifico, lavadora, reforma de la casa, viaje...

Iniciar un negocio y solicitar  mercancía en depósito o con pago aplazado

Etc…

 

En conclusión, vale la pena hacer el mayor esfuerzo posible para  pagar sus deudas. Si usted no va a poder pagar, contacte con la empresa de cobros que esté gestionando su deuda, para negociar un período de gracia. Se sorprenderá de lo flexibles que pueden ser, si ven que usted muestra voluntad de pagar.

 

 Haga lo posible por ahorrarse complicaciones en el futuro .

 

 

www.servicobro.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Av. César Augusto, 91 Entlo B 50003 ZARAGOZA (España). © Servicobro Impagados Cobro de Deudas